Qué es un embudo de ventas guía definitiva

embudo de ventas

Embudo de ventas .- Es un hecho que las ventas ya no funcionan igual que antes. Hace años bastaba con levantar la cortina de nuestro negocio para empezar a generar ventas. Pero, ¿por qué cambió esto? Esto se debe a que la gente ya no consume un producto o servicio sin conocerlo, así sin más. Ahora ya es necesario un cierto proceso para que poco a poco vayas generando confianza en tu cliente potencial y finalmente se decidan a consumirte.

Lo anterior se logra con el famoso y enigmático Embudo de Ventas. Y si crees que es demasiado complejo de entender, sigue leyendo para quitarte esa idea de la cabeza, ¡y puedas aplicarlo para tu propio negocio!

 

¿Qué es un embudo de ventas?

Consiste en una serie de pasos para conseguir prospectos y clientes para tu negocio, de una manera predecible. Algo que siempre debemos saber en todo negocio es que “si no se puede medir, no se puede mejorar”; y esto es uno de los propósitos del embudo de ventas: realizar un protocolo dividido en diferentes pasos, los cuales se pueden analizar de modo individual para aplicar los cambios necesarios para lograr nuestros objetivos de ventas, y así ir mejorando nuestro embudo de ventas sobre la marcha.

Fuente: sumacrm.com

 

 

 

Diseñando tu propio embudo de ventas

El primer paso es definir cuáles son serán los pasos que contiene tu embudo de ventas. ¿Cómo va a llegar tu cliente ideal a tu negocio? ¿A través de qué medio? ¿Cómo captamos nuevos clientes? Puede ser a través de tus redes sociales, publicidad tradicional, página web, email marketing, etc.

 

Atracción o Descubrimiento

En este primer paso es primordial no sólo captar la atención del cliente, sino conseguir sus datos para poder proceder al segundo paso.

Si lograste conseguir de alguna manera tener contacto con el cliente, es una ventaja para tu negocio, ya que significa que tu prospecto tiene un interés inicial genuino por lo que le estás ofreciendo. Y es justo como se llama esta segunda fase: Interés.

 

Interés

Ya sea vía email o a través del contenido de redes sociales, tienes que dar a conocer tu marca o negocio de manera gradual. Supongamos que tienes un negocio de jardinería, entonces lo recomendable es que el contenido que envíes a través del email marketing sea primero sobre consejos de cuidados de las plantas (por ejemplo) para finalmente ofrecer tus paquetes de servicios de jardinería como tal. De este modo el cliente te irá conociendo e irás sembrando en él el deseo de consumo.

 

Deseo o Consideración

Para generar el deseo de consumo en tu prospecto, pongamos un ejemplo con el email marketing. Previamente conseguido el correo electrónico de tu cliente, lo recomendable es enviar primero una cierta cantidad de mails que aporten valor (como el ejemplo anterior de consejos sobre el cuidado de las plantas) para que al final de tu campaña ya quede sembrado el deseo de compra, y puedas enviar un mail dirigido 100% a ventas, con la confianza de que es más probable que tu cliente consuma lo que ofreces.

Durante la fase de deseo (donde compartes contenido de valor) se busca crear una relación con el cliente, a la par de denotar confianza y autoridad. Todos estos factores combinados son lo que hace que tu cliente se convenza de la calidad de tus productos o servicios.

 

Acción o Intención

Este último paso cosiste en la compra que realiza tu cliente, una vez que la confianza ya haya sido ganada a través del contenido de valor que le compartiste. Este último paso se logra con un mail dirigido a la venta (como ya mencionamos) y en el caso de las redes sociales se invita al cliente a hacer clic en un enlace del texto (copy) de la publicación.

Pero el embudo de ventas no termina aquí. Después de la compra no puedes simplemente dejar al cliente, tienes que seguir ofreciendo contenido de valor continuamente, para así volver a empezar con un nuevo proceso (un nuevo embudo de ventas). Al final del día tu cliente es quien te da tus ingresos, por lo que la atención hacia ellos es clave en cualquier negocio.

 

Fuente: theconversation.com

 

Conclusiones sobre los embudos de ventas

Llegado a este punto ya debes imaginarte qué pasos seguir en el embudo de ventas de tu propio negocio. Recuerda que puedes analizar cada una de las fases para saber cómo mejorarlas o, al contrario, continuar con lo que sí te está funcionando para seguir con tu flujo de ventas.

Ningún embudo de ventas es fijo, va evolucionando de acuerdo a las necesidades del mercado y de los nuevos modelos de negocios. Hoy la venta con un enfoque digital es posible y redituable gracias a herramientas como la presentada en este artículo, así que te invitamos a aplicarlas y lograr el éxito en tu negocio, sin importar su giro. ¡Mucho éxito!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Hola!

Dale Click en algunos de nuestros representantes en linea para chatear por Whatsapp!

× ¿Necesitas Ayuda?